miércoles, 14 de enero de 2009

The instinct

Cierro mis ojos por un instante.
Las agujas del tiempo se detienen
y en el fondo de mi cabeza una oscura canción comienza a sonar.
Me tienta, me llama
susurra mi nombre y me seduce.
Busco imponerme con tenacidad
pero la fuerza se invierte
y mis sentidos se empapan en bemoles desesperados.
Pierdo una cruenta batalla y la puerta se abre...
Un torrente avanza por mis venas conquistando cada célula de mi cuerpo
efervescente y desgarradora, los poros destilan éxtasis y no queda mas por hacer.
El placer, si, el exquisito placer...
La perversion conquista cada rincón de mi mente con lenguas que arden y corroen,
las paredes se tiñen por lágrimas negras de mi propia alma brutalmente violada que ahora ya no sufre, que ahora pide mas.
Entonces mis ojos se abren nuevamente,
para que el tiempo vuelva a existir.
Y solo de una cosa puedo estar seguro...
de que el juego recién ha comenzado.




Darìo

2 comentarios:

Ezequiel dijo...

JAJA. Decime que solamente escuchabas discos de mars volta y no te metiste nada más cuando escribías esto...

Un abrazo.

P/D: Muy bueno!

Ezequiel dijo...

Hola. Hace algún tiempo que no sé nada de vos... y hoy me conecté para ver en que andabas.

También me fijé que tu blog está algo desactualizado, andás bien?

Un abrazo!