lunes, 22 de agosto de 2011

Adicciones

Esa maravillosa capacidad que tienen las adicciones
de subir al cielo y derrapar en un arco iris, doblar en una nube
la caída súbita y violenta, llegando mas profundo que la misma tierra
consiguen la vida, las acciones, desgarrando el alma
firme, constante , sonando en su melodía lenta.
Empapando las camisas con la tinta
de las cartas que no han sido escritas
camisas que gracias a ellas han sido conseguidas
y que para ellas se seguirán comprando.
Relámpagos nocturnos en un cielo cubierto
regalando espectáculos que por unos segundos maravillan
y son seguidas de un elocuente aplauso
hay un publico fiel que siempre aguarda, que siempre espera.
La montaña esta viva a pesar de las tormentas
la vida a su alrededor es inmensa y espesa
pero aun así las gotas de la lluvia
erosionan todo a su paso, y a su debido tiempo.
destino feliz e irreal de los auto condenados
de recovecos podridos delicadamente barnizados
estoicismo y gallardía en una patria por uno mismo comprada
por uno mismo vendida...

Darío