domingo, 27 de noviembre de 2011

Ladrillitos

Me mentiste otra vez
me regalaste un mañana,
te quedaste sin voz y sin historias.
Me mentiste en la pintura,
no era el mundo amarillo,
usaste solo azul Francia.
Te llevaste los minutos,
me escondiste los fotos,
ahora tengo que mirar el final
en el cine, en una fría butaca.
¿Dónde está mi trabajo?
¿Dónde dejaste mis sabanas?
por las tardes tengo frío,
y tengo hambre, hay tanta luz afuera,
que me quema los ojos muertos,
me robaste las persianas.
Me llevaste al fin del mundo
para estar tranquilo,
para jugar a la escondida.
¿A quién le voy a gritar mi nombre?
¿por qué no tengo zapatos?
¿por qué no tengo cama?
Te voy a odiar hasta que mi cuerpo se pudra,
te voy a amar cuando se me revuelvan las entrañas.
porque me mentiste otra vez...
porque me regalaste otro mañana.

Darío