miércoles, 2 de mayo de 2012

Tintetinta.

Que sea rojo, dijo...
Que se tiña todo un poco, dijo...
Los pestañeos cambiaron el color de los ojos,
ahora hay rojo
mucho rojo.
Es un mundo que desborda vida.
Es un mundo que desborda en heridas.
Es un mundo de lluvias de vino y sangre.
Que sea rojo dijo...
y todos cerramos los ojos por medio segundo...


Darío

Los 2

Ahora te necesito...
Voy a buscarte allá lejos en esos rincones.
Rincones en los que supimos retorcernos de placer,
rincones que un día llegué a odiar y abandoné.
A esos rincones ahora tuyos
les pido que vuelvan a ser nuestros.
Esta vez no habrá promesas,
no pretendo garantías.
Te ofrezco lo que ves, te ofrezco lo que soy,
te ofrezco lo único que tengo.
Dame nuevamente ese brillo de luz opaca,
esa energía que corroe, esa vida que no para.
Seamos la potencia acaudalada,
la insania del éxtasis y el dolor que no se aplaca.


Darío